Oh my gosh...

Por culpa de Micky Boris y su etiqueta en twitter de slogans clásicos, me encontré estas dos joyas ancestrales en You Tube y no supe si reír o llorar... Ahí se los dejo:

El Güero...

Al garrafón le quedaba aún una cuarta parte de su contenido, pero hoy comienza el puente por las fiestas patrias, por eso, cuando se escuchó el grito de "El aguuuuaaaaaaaa" mi madre se asomó por la ventana para preguntarle al Güero si estos días trabajará y éste contestó que hasta el sábado...
"Ayúdame a vaciar el agua que queda en el garrafón a las jarras y ábrele al Güero porque si no nos vamos a quedar sin agua hasta el fin de semana"
Como es costumbre, el Güero entró a la cocina, colocó el garrafón en el fregador y se puso a lavarlo antes de colocarlo en la base del despachador...
- Ya estás listo para el festejo Güero? - le pregunté
- Ya. Me estoy apurando porque me quiero ir temprano para mi pueblo
- ¿De dónde eres?
- De Hidalgo, bueno, en realidad soy de aquí, pero desde niños mis papás nos llevaron a vivir a un pueblo en Hidalgo. ¿Conoces?
- Solo Pachuca, pero mi mamá sí conoce porque tenía tías allá...
- Mi pueblo está pasando Actopan..
- Ahhh, ahí sí conozco!
- Seguramente fuiste a la feria del mole y la barbacoa...
- Exactamente. ¿Y qué? ¿Hacen la fiesta en grande en tu pueblo?
- Pues en realidad se hacen 2 fiestas porque el pueblo está dividido. Está la que organizan algunos vecinos y la que organiza mi familia.
- ¿Y eso?
- Pues es que en mi pueblo no quieren a mi familia. Son muy racistas y muy retrógradas. Nunca nos han querido por güeros. -No sé que cara le puse, pero continuó- De veras manita! Desde que llegamos de niños, nos hacían muchas groserías y nos invitaban a fiestas y festejos como los de hoy, pero siempre terminaban haciendo malos comentarios y desprecios. Mi mamá es de allá, pero a nosotros no nos quieren porque dicen que como somos güeros y llegamos de la ciudad, creemos que sabemos todo, y que queremos adueñarnos del pueblo con nuestras ideas y costumbres extrañas.
Así era siempre hasta que mi familia se hartó y empezamos a organizar nuestras fiestas por nuestro lado. Para colmo, ya de grandes, mi hermano se quiso lanzar como candidato a delegado del pueblo y la gente de allí no lo dejaba. Decían que él no era nativo del pueblo y que tenía ideas muy raras.
De todas maneras, mi hermano siempre ayuda en lo que puede al pueblo.  Hace como tres años, precisamente en esta fiesta, los niños de la escuela querían banderitas y como la gente no se las quiso dar, mi hermano mandó hacer unas y decían que seguramente queríamos algo, pero algunas familias estaban tan contentas, que se nos acercaron a preguntar si podían ir a la fiesta de la casa y que si queríamos que llevaran algo.
En fin de año, también ayudamos siempre, pero te lo juro que no es con intención de recibir algo, es nuestra manera de darle gracias a Dios por lo que nos da, porque nos da mucho y si él nos da, lo menos que podemos hacer es ayudar un poco. 
Nosotros compramos juguetitos y se los damos a los niños a los que no les llegan sus Reyes a su casa. Cada año es lo mismo y lo hacemos desde aquí, (golpéandose en el pecho), desde el corazón y la paga que te llevas es bien grande, no es dinero, es la sonrisa en la carita de los niños. Eso sí vale y es bien chido compartir, total, el día que nos "váyamos" no nos hemos de llevar ni la tierra que nos echarán encima.
Lo mejor es que ya va siendo más la gente que se nos va juntando y en fiestas como la de hoy, tenemos más invitados cada año, que la otra fiesta de esos que no nos quieren.
De verdad manita, es un pueblo muy pobre, pero no solo pobre de dinero si no de mentalidad y eso es lo que nos da en la torre. Y "pus" mientras ellos se sigan queriendo quedar atrás el pueblo no saldrá adelante. Yo sigo haciendo lo que puedo, trabajo, le echo ganas, ayudo a mi familia y al pueblo en lo que está en mis manos porque mientras más mejor esté yo, más mejor estaremos todos...
Ya me voy manita, porque se hace tarde y si no, no acabo con mis garrafones...

Ojalá el gobierno y en general todo nuestro país estuviera atiborrado de Güeros mentales, así sí gritaría con mucho gusto "Viva México señores"

Ya casi...

Huele a Otoño... eso me hace feliz! Es mi estación favorita del año. La época del cambio en las ramas de los árboles, el comienzo del frío, el final del horario de verano, el inicio de la NFL, tiempo de comenzar desempolvar sweaters, bufandas, guantes, gorros, mallas, botas; se acercan los días en que la cafetera se queda prendida durante todo el día y el olor a café invade la casa y el ambiente por completo. 
Estamos a un pasito y medio de ricas festividades (y no hablo del chingado bicentenario), de nostalgias, de recordar con fiesta y tradición a la gente que físicamente nos ha dejado, pero que se alimenta de cariño en nuestro corazón. Se acerca mi visita anual a la Casa Azul y se acercan los días en que el clima es el mejor pretexto para dar muchos abrazos o para mantenerme escondida entre las cobijas leyendo un buen libro con mi perra haciéndome compañía en la piecera de la cama.
Ya casi estamos en la estación que me pone melancólica, pero que me hace muy feliz. La estación que me recuerda que el final de un año más se acerca y que el viento se llevará nuevamente junto con las hojas secas todo lo que mi vida no necesita, los deseos no cumplidos, los malos momentos y los tristes; que a cambio traerá nuevas ilusiones y dejará como en los árboles, la fortaleza, las raíces, la familia, los amigos, el cariño, el amor, los abrazos y el calor...

Cantemos...

Una viejita, pero que a mí me gusta mucho y que además lleva como 2 días rebotando en mi cabecita...
Ironic...
An old man turned ninety-eight
He won the lottery and died the next day
It's a black fly in your Chardonnay
It's a death row pardon two minutes too late
Isn't it ironic ... don't you think

It's like rain on your wedding day

It's a free ride when you've already paid
It's the good advice that you just didn't take
Who would've thought ... it figures

Mr. Play It Safe was afraid to fly

He packed his suitcase and kissed his kids good-bye
He waited his whole damn life to take that flight
And as the plane crashed down he thought
'Well isn't this nice...'
And isn't it ironic ... don't you think

Well life has a funny way of sneaking up on you

When you think everything's okay and everything's going right
And life has a funny way of helping you out when
You think everything's gone wrong and everything blows up
In your face

It's a traffic jam when you're already late

It's a no-smoking sign on your cigarette break
It's like ten thousand spoons when all you need is a knife
It's meeting the man of my dreams
And then meeting his beautiful wife
And isn't it ironic... don't you think
A little too ironic... and yeah I really do think...

Life has a funny way of sneaking up on you

Life has a funny, funny way of helping you out
Helping you out...